Andrea del Boca es Perla Wenstein

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Argumento

 

Una elegante dama abandona en un selecto colegio a las afueras de Buenos Aires, a una recién nacida, y entrega con ella un valioso collar de veintidós perlas negras, veintiuna servirán para pagar cada año de su educación,  hasta la mayoría de edad, y la última deberá serle entregada al abandonar el internado.
La directora del centro decide bautizar a la pequeña con el nombre de Perla, ya que la prenda que ha sido entregada con ella le ha dado la idea.
Los años pasan y Perla ya es una bella jovencita, disfruta de una imaginación desbordante, vive en un mundo lleno de fantasía, y la tristeza no tiene cabida en ella.
Comparte una bella amistad con Eva, otra interna, perteneciente a una de las familias más importantes de Argentina, los Pacheco – Huergo; un buen día ambas jóvenes conocen a Tomás, un apuesto muchacho, a Perla no le agrada ese joven, ve en él a alguien que solo busca diversión, sin embargo Eva cae rendida a sus pies, semanas después, él la abandona, y la joven descubre que está embarazada.
Perla se ofrecerá a ayudar a su amiga en todo lo que pueda, pero Eva piensa que debe hablarle a su abuelo, (el hombre que se ha encargado de su cuidado desde que fallecieron sus padres), para ponerle en antecedentes de lo que le está sucediendo. Tiene miedo pero piensa que es lo mejor que puede hacer, su amiga Perla estará allí para apoyarla.
Después de hablar con el anciano, la muchacha queda más tranquila, él no la desamparará.

Se cumplen los días del parto, y Eva da a luz a un hermoso niño al que decide llamar Charlie. Perla será su madrina, y compartirá los cuidados del pequeño con su madre.
En esos días se culmina la permanencia de las muchachas en el colegio, ambas deberán abandonar el centro donde han estado durante toda su vida, Eva irá a vivir con sus parientes, pero Perla no tiene donde ir.
La joven Pacheco – Huergo invita a su amiga a la casa de su familia, ellas se consideran hermanas y no se separaran.

Antes de dirigirse a la mansión de los Pacheco – Huergo, las jóvenes llevan al pequeño Charlie con una familia que cuidará de él mientras ellas se adapten  a su nueva vida.
El abuelo de Eva las espera en el coche que ha venido a recoger a las muchachas, pero la fatalidad hará acto de presencia cuando el vehiculo donde viajan sufra un terrible accidente, Eva y su abuelo fallecen en el acto, mientras que Perla se encuentra muy grave.
La joven es trasladada a una clínica, está en coma y se teme por su vida.
Los Pacheco – Huergo  no conocían personalmente a Eva, así pues confunden a Perla con su amiga.
Están liderados por Rosalía, la matriarca, ella era la abuela de Eva, la mujer quedó ciega tras sufrir un accidente, aunque la realidad es otra, la señora ve perfectamente, hace tiempo que recuperó la visión, pero continuó fingiendo para retener a su lado a su esposo, aunque no le amaba, una separación en su familia sería un gran escándalo;  gracias a su engaño puede enterarse de todo cuanto sucede a su alrededor, pues tiene hechos algunos agujeros  por las distintas habitaciones donde observa con detalle a los habitantes de la mansión.
Con ella vive su sobrino Laureano Bayo,  es un hombre egoísta y avaricioso que ansia heredar a su tía, ahora con la aparición de Eva ve peligrar sus planes, por ello desea con todas sus fuerzas que la joven no supere las heridas del accidente; con él está su hija Malvina, muchacha caprichosa que desde que su madre la abandonó vive con su progenitor.
Es la prometida de Tomás Álvarez – Toledo, el joven que sedujo a Eva.
Tomás es el segundo de tres hermanos, el mayor, Júnior, alguien muy distinto a él, apenas se preocupa de lo que le inquieta a su padre o hermano en el trabajo; Lucila la menor, una chica algo rebelde que trae locos a sus padres.
Todos viven en la casa familiar con sus padres, Renata y Fernando.
En la mansión  de los Pacheco – Huergo, también residen Carlos y Ana Maria, son el hijo y la nieta de Rosalía.  

Cuando Perla se recupera, descubre desolada que su mejor amiga ha fallecido, todos la confunden con ella, en un primer momento decidirá enmendar el error, pero después de pensarlo resolverá que por el bien de Charlie es mejor que oculte la verdad, si se descubriese, lo más seguro es que el pequeño fuese a parar a un orfanato, ella sabe lo que es vivir sin familia, le prometió a Eva que cuidaría de su hijito, y así hará, desde ese momento Perla será su mamá, y pasará a llamarse Eva Pacheco – Huergo.

Cuando Perla se encuentra frente a frente con Tomás, se pone muy nerviosa, él puede reconocerla y desmentirla ante la familia de Eva, pero Tomás no la reconoce, y todo el rencor que ha llevado guardado durante estos meses sale a la superficie, ni siquiera se acuerda de Eva, tanto que le quiso su compañera… Perla jura vengar la memoria de su mejor y única amiga.
Para sorpresa de la joven, ella no la ha abandonado, Eva se aparece a Perla para aconsejarla, interesarse por su bebé o regañarla cuando comete algún error.  
Ahora es su ángel de la guarda, y Perla se siente feliz, se encontraba muy sola en aquella enorme casa sin conocer a nadie.

Las familias pacheco – Huergo y Álvarez – Toledo son socios en una empresa de cosméticos, “Nertha”, de la que Eva ha heredado acciones de su abuelo, el hombre era el presidente de la corporación, Perla está decidida a asumir ese cargo, luchará por los intereses de Charlie, el futuro del pequeño está en esa empresa.
Pero había más gente tras ese cargo, Fernando, el padre de Tomás, su hermano Júnior y el propio Tomás.
Incluso Laureano, el sobrino de Rosalía.
Existirá una lucha de intereses por conseguir el puesto, Perla logrará su propósito cuando lance al mercado un bálsamo con numerosas propiedades, que irá introducido en un frasco con forma de perla negra, igual a la que lleva colgada al cuello.

Perla y Tomás comienzan a sentir el uno por el otro una cierta atracción, pero ella se niega a aceptar tal sentimiento, no puede enamorarse del hombre que hizo tanto daño a su amiga.
Pero Eva no piensa lo mismo y animará a la joven a aceptar a Tomás, ella intentará hacerla ver que él no es tan cara dura como parece.
Cuando Perla ve que su situación en la casa está resuelta, decide traer con ella a Charlie; la sorpresa de los que la conocen será mayúscula, nadie sospechaba que ella tuviese un hijo.
Tomás incluso la verá con otros ojos, Perla es una joven luchadora que no le tiene miedo a nada, tanto que va a criar un hijo sola.

Malvina que ve peligrar su relación con Tomás, tomará cartas en el asunto, no consentirá en perder algo que considera suyo.
Pero el pequeño Charlie se pone enfermo, necesita un trasplante de medula, pues sufre de leucemia, Perla se ve obligada a contarle a Tomás la verdad sobre el niño.
Cuando éste descubre que Charlie es su hijo, increpará a Perla por no haberle confesado desde el primer momento el parentesco que les unía.
La verdadera identidad  de la joven sale a la luz, pero no le importa, Perla tiene que salvarle la vida a Charlie.
Los Pacheco – Huergo, deciden que lo primero es la salud del niño, ya aclararán lo demás cuando todo esté resuelto, ellos tienen conocimiento de un excelente doctor, Benjamín Wenstein, además de que es un buen amigo de la familia, este considera que el niño debe ser operado de inmediato, pero la operación se tendrá que hacer en Jerusalén, Perla y Tomás viajarán con él.
Allí todo sale según lo planeado, y la intervención resulta un éxito, rodeados de la magia de aquellas tierras, Tomás y Perla deciden enterrar todos sus rencores y aceptar que están enamorados.

Rosalía guarda un oscuro secreto, ella mantuvo un romance clandestino con el doctor Wenstein, del cual  quedó embarazada, no podía hacer público ese embarazo, pues significaría el  ser repudiada por su esposo, así pues fingió un viaje, y cuando dio a luz a una niña, la dejó en un colegio; como pago de su educación entregó a la directora del centro un collar de veintidós perlas negras.
Ella no sospecha que su hija está tan cerca, alguien a la que odia, pues cree que es la heredera de la cuantiosa fortuna familiar.

De regreso en Argentina, la magia desaparece y la relación entre Perla y Tomás se enfría, él está comprometido con Malvina, ella no se separará de su novio tan fácilmente, por eso le anuncia que está embarazada, aunque no es verdad, el joven decide asumir su responsabilidad, y le propone matrimonio.
Perla se quedará cuidando a Charlie, él es un Pacheco – Huergo, heredará la fortuna de la familia algún día.

Tomás decide solicitar la custodia de Charlie, Perla al saber eso se hunde, ella no podría vivir sin su pequeño, ya tiene dos añitos, y no ha conocido otra mamá.
Sin embargo el juez decide que lo mejor para el menor es que esté con su padre.
La joven debe separarse de Charlie, es algo demasiado duro.
Pero no se dará por vencida, ahora que Tomás le ha prohibido que visite al niño, decide disfrazarse para hacerse pasar por niñera y poder estar con él, el mayor tiempo posible.

El juez le ha dicho a la joven que si estuviese casada ella podría luchar por la custodia, así que no duda en aceptar la propuesta de  matrimonio de Matías, un joven abogado que trabaja para “Nertha”, él que está muy enamorado de la joven, no dudaría en adop-ar al pequeño después de casados.
Tomás se muere de celos cuando es puesto en conocimiento de que Perla pronto se casará, además ahora podría perder la custodia de su hijo, por ello ambos competirán por ver quien se casa antes.

Perla no ama a Matías, sus pensamientos están al lado de Tomás, pero es la única solución para no perder a Charlie.
Cuando Rosalía descubre la cadena que cuelga del cuello de Perla en la que luce una perla negra, no puede ocultar su curiosidad, por ello, hace como la que la roza, pues no puede descubrirse ante nadie, para todos ella es ciega.
Y le pregunta a la joven por el objeto en cuestión, la muchacha no tiene reparo en contarle su historia, cuando la mujer oye todo, se queda desconcertada, ante ella está su hija, la pequeña que abandonó en el internado siendo un bebé.
Desde ese momento Rosalía se comportará de un modo muy  especial con la muchacha, tanto que hasta la propia Perla se extrañará de ese cambio de actitud.
Rosalía intentará ayudar a su hija en todo lo que pueda, y lo primero será desenmascarar a Malvina, echar a su sobrino de la casa y la empresa pues estaba robando y darle a Perla la presidencia de “Nertha”, nadie mejor que ella para ostentar ese cargo, además el tiempo que lo desempeñó, las ventas subieron como la espuma.
Benjamín es puesto en antecedentes del parentesco que le une a Perla, él ignoraba que hubiese tenido una hija, y se siente muy contento, pues nunca pudo olvidar a Rosalía, jamás encontró a nadie que fuese tan importante en su vida como para casarse.

Tomás que ama a Perla no duda en pedirle perdón cuando la descubre disfrazada haciéndose pasar por la niñera de Charlie, él le ha hecho mucho daño, no sabe si aceptará sus disculpas.
Pero la joven que se ha enamorado de él, y que ha visto con que cariño cuida a su hijito decide admitir sus explicaciones, así ambos jóvenes toman la resolución de comenzar de cero, sin más discusiones.

Rosalía y Benjamín hablan con Perla, la muchacha no puede  creer lo que oye, ellos son sus padres… quiere saber toda la historia, el por que no se enfrentó a su marido y defendió su amor quedándose con su hija.
Rosalía confiesa que tuvo miedo, y que se arrepintió durante años por ese hecho, y más cuando descubrió que su marido le era infiel con cuanta mujer se le ponía delante, por eso quiso vengarse de él cuando ambos sufrieron un accidente, ella perdió la vista momentaneamente, pero siendo ciega, su marido nunca se divorciaría de ella, y se encargaría de hacerle pagar todas sus traiciones.
Por ello se volvió una mujer fría y calculadora, hasta ahora que se ha reencontrado con su hermoso pasado, Benjamín, y la hija de ambos, Perla.
La muchacha conmovida acepta a sus padres, nunca más se separaran.
Tomás no puede estar separado de Perla, ahora que ya es libre, decide buscarla y proponerle matrimonio, ella que lo ama con locura no duda un instante, se casará con él.

Cuando el amor triunfa definitivamente entre los muchachos, la misión de Eva finaliza, y le anuncia a su amiga que no volverá a verla, enfadada, Perla le recrimina su abandono; sin embargo Eva tiene un nuevo cometido.
La joven recibe como pago divino a su labor el papel de ángel  protector de su hijo Charlie.

Transcurren los meses y se celebra la boda de Perla y Tomás, actúan como padrinos del enlace los padres de la novia, Rosalía y Benjamín, el pequeño Charlie se encuentra entre los asistentes, a su lado una sonriente Eva observa feliz como su amiga cumple su mayor deseo, desde ese momento vivirá junto al hombre que ama y disfrutará la dicha de ver crecer a su hijo Charlie, por que desde ese momento Perla será su madre a efectos legales.
Así Perla Wenstein de Álvarez – Toledo  camina orgullosa del brazo de su flamante esposo por el pasillo de la iglesia, nunca imaginó que su vida fuese a dar un cambio tan radical, ni siquiera en sus más desorbitadas fantasías.

 

 

 

Reparto

Perla Wenstein-  Andrea del Boca
Tomás Álvarez-Toledo - Gabriel Corrado
Eva Pacheco-Huergo - Marcela Guerty
Rosalía de Pacheco-Huergo -  Maria Rosa Gallo
Benajamín Wenstein - Alfredo Zemma
Laureano Bayo - Gino Renni
Malvina Bayo - Millie Stegman
Charlie -  José Ignacio Mazzolano

Fuente: Mariló Jiménez