Jeannette Rodríguez es Marina Rangel

 

 

 

 

 

 

Marina y su hija Laurita

 

 

 

Marina y Samuel

 

 

 

Argumento

 

Marina Rangel es una joven que acaba de obtener un puesto como terapeuta en un hospital de Caracas.
Es madre soltera, tiene una hijita de tres años, llamada Laura, ambas viven con su abuela, Elodia, y su hermana Lucia.
El primer día de trabajo la joven Rangel está muy nerviosa, y sufre un accidente en el que rompe varios frascos que contienen una medecina muy costosa.
Samuel Montalbán, uno de los médicos del hospital que dedica su vida a ayudar a los más necesitados, estaba encargándose de custodiar los medicamentos que Marina ha roto, él muy enfadado, hará que despidan a la muchacha sin ninguna contemplación.
Marina se encuentra sin trabajo, necesita encontrar un nuevo empleo, la economía no marcha muy bien en su casa, y su sueldo sería algo que las sacaría del apuro en que se encuentran.

Pero las cosas parece que se le van arreglando a la joven Rangel, ha conseguido un puesto de terapeuta, será en una casa y se encargará de atender a una mujer ciega, llamada Andrea Mijares,  ella es joven, bella y rica; Marina espera y desea poder mantener ese empleo por mucho tiempo.
En la enorme mansión vive Gisela, la suegra de Andrea, además del esposo de ésta al que Marina aún no conoce, a ellos se le suman Larry y Amaranta, el hermano y la prima de la señora Mijares.
La joven Rangel pronto descubre el mal carácter que tiene su paciente, ella lo achaca a que hace poco que quedó ciega, y aún no se ha adaptado a su nuevo estado, pero la realidad es otra, Andrea vive atormentada por  la idea de que su marido la abandone, el día que sufrieron el accidente, ellos discutían en el coche esa cuestión, su marido le había pedido el divorcio, pero las consecuencias por las que está pasando la mujer, ha hecho que la situación cambie, ahora la pareja no piensa separarse.
Su marido ya no siente por ella nada más que compasión, y una gran culpabilidad, pues él se responsabiliza del accidente.

Todos en la casa están muy contentos con el trabajo de Marina, la joven ha conseguido adaptarse a los caprichos de su paciente, aunque para ella es muy complicado atender a alguien con esos cambios de humor tan repentinos.
El esposo de Andrea está ansioso por conocer a la famosa terapeuta que ha logrado tan buenos resultados con su esposa… cuando esto sucede tanto él como la joven Rangel se llevan una enorme sorpresa, el marido de Andrea Mijares es Samuel Montalbán, el doctor que echó a Marina del hospital.
Ambos sufren un enorme impacto, Marina está segura de que Samuel intentará despedirla de nuevo, pero las cosas no sucederán como  ella piensa, allí la defenderá Gisela, la madre del doctor, y la propia Andrea, que ha encontrado en la joven Rangel un gran apoyo.
Así pues los intentos del doctor Montalbán por despedir a la muchacha serán infructuosos, eso si, la vigilará con “lupa”, y en el primer error que cometa no dudará en echarla de su casa.

Con el paso de los días, Samuel irá conociendo más a Marina, la dulzura con que trata a Andrea, y su profesionalidad, han hecho que cambie en su modo de pensar, y se sentirá arrepentido por haber pensado mal de la joven.
Poco a poco el doctor Montalbán se irá sintiendo atraído por la terapeuta de su mujer, y a Marina le ocurrirá lo mismo, sin embargo, ella jamás se fijaría en un hombre casado, y menos si conoce a su esposa.
Samuel siente una gran ternura por la joven Rangel, ella trabaja para mantener a su pequeña y ayudar con los gastos de la casa donde viven su abuela y Lucy.

Marina fue seducida por Luis Carlos, el hombre del que estaba enamorada, él le prometió matrimonio, pero cuando supo que la joven estaba embarazada rompió todo vinculo con ella, y la abandonó. 
Samuel ve en Marina todo lo que siempre le ha atraído en una mujer, es tan distinta a Andrea…
Los sentimientos de los dos comienzan a ser cada vez más patentes, aunque ambos intentan que esto no suponga para ellos algo que les pueda hacer cometer algún error del que luego más tarde tengan que arrepentirse.
Además Marina aún no ha superado el daño que Luis Carlos le causó, por ello, aunque se siente atraída por el marido de su jefa, no se dejará llevar por las emociones, temiéndole a un nuevo desengaño.

Las cosas se complican para la joven, en la mansión Montalbán reciben la visita del hermano menor de Samuel, cuando Marina ve al recién llegado se siente desfallecer, pues no es otro que Luis Carlos, el padre de su hija Laurita.
Éste no tiene nada que ver con su hermano Samuel, es un hombre déspota, engreído y con ínfulas de poder, ahora que ha encontrado a Marina está dispuesto a reconquistarla, y más cuando descubre la existencia de una hija, hará todo lo posible por recuperar a su ex novia, incluso la amenazará com quitarle la custodia de la niña si no vuelve con él.

Cuando ya está casi todo perdido, las cosas cambiaran, pues Luis Carlos sufrirá un accidente donde fallecerá, dejando así a Marina libre de sus amenazas.

Es entonces cuando los sentimientos de Marina y Samuel fluyen sin proponérselo ninguno de los dos, se han enamorado y aunque han intentado por todos los medios no sucumbir, al final se han dejado llevar.
Cuando Andrea descubre lo que está pasando, se siente humillada, y hará todo lo posible por vengarse de ambos, para ello contará con la ayuda de Larry y Amaranta, éstos no puede permitir que Andrea se divorcie de Samuel, si esto ocurriera ambos se verían en la calle y no podrían vivir como hasta ahora, a cuerpo de rey.

Marina no se siente bien, piensa que le está quitando a su jefa lo único que le queda para poder ser feliz, la joven no sabe que su paciente no necesita ayuda ni terapeuta, por que ella puede ver perfectamente, solo que lo mantiene oculto para seguir manipulando a su marido, si se conociera la verdad, él no dudaría en pedirle el divorcio para correr junto a Marina.

Ocurrirán muchas cosas antes de que Samuel y Marina puedan ser felices, incluso serán padres de una hermosa niña a la que llamarán Marina, pero la criatura al igual que su madre estarán desparecidas por un tiempo, ambas sufrirán un accidente, la niña será encontrada antes, aunque Marina amnésica vivirá con Sergio Renán y sus hijos Linda Isabel y Guillermo.
El padre de los pequeños se enamorará de ella, y la joven estará a punto de aceptar su propuesta de matrimonio, pero recuperará la memoria y eso hará que regrese junto al hombre de su vida y sus dos tesoros, Laurita y Marina.
Mientras que Andrea se verá expulsada de la mansión Montalbán junto con sus cómplices Amaranta y Larry, desde ese momento tendrán que buscar la manera de llevar la vida a la que estaban acostumbrados.

Poco tiempo después se celebrará la boda de Marina y Samuel, ya nada se interpondrá en su felicidad.

 

 

Reparto

Marina Rangel -  Jeannette Rodríguez
Samuel Montalbán - Jean Carlo Simancas
Andrea Mijares de Montalbán- Hilda Abrahamz
Gisela Montalbán - Eva Moreno
Luis Carlos Montalbán / Daniel Ferrer - Luis Enrique Cañas
Larry Mijares- Carlos Arreaza
Amaranta Mijares- Gabriela Spanic

Fuente: Mariló Jiménez