Leticia Calderón es Esmeralda

 

 

 

 

 

 

Dominga y Esmeralda

 

 

 

Esmeralda atrapada en el incendio

 

 

 

Esmeralda y José Armando

 

 

 

Lucio Malaver

 

 

 

Esmeralda y José Armando en el hospital donde trabajan

 

 

 

Esmeralda con su madre, doña Blanca

 

 

 

Esmeralda y  su hijo José Rodolfo

 

 

 

Encuentro entre Esmeralda y José Armando

 

 

 

José Armando y su hijo

 

 

 

Esmeralda

 

 

 

José Armando y Esmeralda

 

 

 

Argumento

 

la famila Peñarreal está de visita en la hacienda que tiene a las afueras de méxico, vienen acompañando a don Rodolfo, su esposa, Blanca y Crisanta, la nana de su mujer.
Ha sido un viaje muy largo y cansado, la señora peñarreal está embarazada, ella no quería hacer ese viaje, pero su marido se ha empeñado.
Horas después Blanca comienza a sentir los dolores de parto, así que deciden llamar a un médico, pero este no se encuentra pues unos obreros han sufrido un accidente y está atendiéndoles, Crisanta no tiene mas remedio que avisar a Dominga, la partera del pueblo, esta acaba de atender otro parto, la mujer que estaba dando a luz ha fallecido, sin embargo la criatura, está muy bien, es un niño.
Es noche cerrada, y una gran tormenta está descargando sobre la aldea, Dominga  atiende a Blanca, el parto es complicado, y se desmaya antes de que nazca la criatura, es una niña y según comprueban Crisanta y Dominga, el bebé ha nacido sin vida.
No saben como don Rodolfo se tomará la noticia, él ansiaba tener un hijo sano, el heredero de su fortuna, y ahora ha nacido una hija y muerta. Las mujeres deciden hacer un cambio, Dominga se llevará a la recién nacida y traerá al hijo de la mujer que ha muerto en el parto, así el bebé podrá vivir feliz con unos padres, pues el desdichado se ha quedado huérfano nada más nacer, ya que su padre murió unos meses atrás.
Hecho el cambio, Crisanta le paga a Dominga por sus servicios con dinero y unos zarcillos de la señora Blanca, son muy valiosos pues en ellos lucen unas esmeraldas.
Cuando Dominga va a enterrar a la criatura, descubre que ésta está viva, pero ya es tarde para regresar a la hacienda de los Peñarreal, don Rodolfo ha visto al pequeño y ya todos creen que el bebé es el hijo recien nacido de los dueños de la casa.
Dominga decide llevarse la pequeña a su cabaña, se hará cargo de ella, y mirando sus ojos color verde, decide llamarla igual que las piedras que brillan en los zarcillos, su nombre será  Esmeralda.
La pequeña crecerá con los cuidados de Dominga, ésta descubrirá que la niña tiene un problema, es ciega, aunque eso no le supondrá ningún obstaculo, Esmeralda se desembolverá igual que una persona que ve, moviendose por el campo sin dificultad.

Un día la cabaña donde viven Dominga y Esmeralda se incendia, la niña está a punto de morir quemada, pero la rápida intervención de Lucio Malaver, el médico del pueblo evitará una tragedia.
Como consecuencia de haber entrado en la vivienda cuando todo estaba en llamas, el doctor Malaver sufre graves quemaduras en el rostro, y éste quedará desfigurado para siempre.
Desde ese momento el hombre considerará que la niña le pertenece de algún modo.

Los años pasan, y la familia Peñarreal – Velasco está de regreso, el destino hará que Esmeralda y José Armando, el hijo de don Rodolfo y doña Blanca se conozcan y enamoren, él está prometido a su prima Graciela, pero eso no impedirá que comience a sentir por la dulce muchacha de ojos verdes algo muy especial.
Esmeralda también se sentirá atraida por el hijo de los dueños de la Casa Grande.
Cuando Dominga se entera, intentará que la muchacha deje de tratar a José Armando, ella teme que la desprecien por ser humilde, aunque luego recapacita…, Esmeralda es la verdadera heredera de todo lo que José Armando está disfrutando, y sonrie pensando en la cara que pondrían todos si conocieran la verdad.

El doctor Malaver entra en colera cuando descubre la relación que existe entre Esmeralda y José Armando, él que ha tratado de enseñar y educar a la muchacha para que su ceguera no fuese un impedimento que la mantuviera privada del saber, se siente defraudado, por que abrigaba la esperanza de que la joven llegase a enamorarse de él, la ha ido modelando y puliendo a su modo para que en su momento llegase a compartir su vida con ella.
Sin embargo Esmeralda ve a Lucio como un padre, jamás podría verlo de otro modo, esto hace sentir al médico muy mal, desde que se quemó el rostro se ha mantenido oculto de las miradas de horror de la gente del pueblo, solo las visitas diarias de la joven que al no ver no sentía repulsión por su mentor, alegraban al doctor, ahora que Esmeralda se ha enamorado, no está dispuesto a perder lo que considera de su propiedad.

Rodolfo Peñarreal se ha enterado de la relación que existe entre su hijo y Esmeralda, él no está dispuesto ha aceptar que José Armando continue viendo a esa chica, según él, el prometedor futuro del joven Peñarreal como doctor podría verse afectado si llegase a casarse con una humilde campesina, que además de ignorante es ciega. Rodolfo intentará hacer entrar en razón a su hijo, y lo querrá forzar a que continúe su relación con Graciela, pero su sobrina tampoco estará por la labor, pues se ha enamorado de Adrián Lucero, uno de los trabajadores de la hacienda.
La madre de la joven, Fátima, cuñada de Rodolfo, se enfurecerá al ver peligrar el compromiso de los jóvenes, pues ella tiene puestas muchas esperanzas en ese matrimonio, sería su salvación económica.

En un intento por romper la relación entre su hijo y Esmeralda, Rodolfo se entrevista con Lucio Malaver, ambos hombres deciden aliarse para evitar el matrimonio de la pareja.
José Armando decide llevar a Esmeralda a la capital, quiere que la vea su amigo el optalmologo Álvaro Lazcano, éste después de examinarla le da muy buenas noticias, la joven podrá recuperar la vista si se somete a una sencilla intervención quirurjica.
De regreso al pueblo, desoyendo los consejos de todos, y aprovechando que don Rodolfo ha tenido que regresar a la capital para solucionar unos asuntos, José Armando y Esmeralda contraen matrimonio civil. Cuando Rodolfo regresa y se entera de lo sucedido en su ausencia, monta en colera, y sin ninguna explicación coge a Esmeralda y la lleva donde vive Lucio Malaver, en esos momentos José Armando no puede hacer nada pues se encuentra en la capital, ha ido hasta allí para preparar todo lo necesario para su ingreso como médico en un hospital de México D.F

Lucio indignado comfesará a Esmeralda lo que siente por ella, la joven sufre un desmayo tras oírle, ocasión que aprovecha el malvado doctor para hacer creer a la joven de que ha abusado de ella.
Cuando el joven Peñarreal regresa, pregunta por su esposa, al enterarse de lo sucedido tiene un fuerte enfrentamiento con su padre, ante el cariz que están tomando los acontecimientos, Crisanta y Dominga deciden contar lo que sucedió esa fatídica noche.
Tras oír esa revelación Blanca llora y Rodolfo se niega a creerlo, José Armando correrá al encuentro de su esposa, estando frente a ella le dirá que  en la Casa Grande le esperan noticias.
La joven es recibida con los brazos abiertos por una llorosa Blanca, sin embargo Rodolfo se niega a creer que la muchacha sea sangre de su sangre, por eso para corroborar sus palabras, Dominga muestra los zarcillos de esmeralda que fueron el pago de su trabajo aquella noche.
José Armando está conmocionado con la noticia, y decide emprender su vida lejos de los Peñarreal, pero ellos no aceptarán dicha idea, pues siempre le han querido como un hijo y no soportarían que se fuese de su lado.
Con todo lo sucedido Rodolfo dará su brazo a torcer aunque no aceptará de buen grado que Esmeralda sea su hija, sin embargo para tener contenta a su mujer decidirá organizar una cena en honor de los recién casados.
al momento del brindis Esmeralda comienza a sentirse mal, Fátima, la cuñada de Rodolfo sospecha que la joven pueda estar embarazada, la duda ilusiona a José Armando, pero aterroriza a su joven esposa, pues la idea de que la criatura pudiese ser de Lucio Malaver la haría muy desdichada. Las sospechas de Fátima se confirman, Esmeralda está esperando un hijo.
Sin embargo lo que debía ser motivo de alegría para la joven madre se convierte en una pesadilla, Rodolfo decide hablar con la muchacha, y ésta le pone en antecedentes, por ello no duda en ir hasta la casa del doctor para verificar lo que acaba de escuchar de labios de Esmeralda, Lucio no lo niega, además culpa a Rodolfo de ser él el causante de todo, pues fue quien le entregó a la joven para que hiciese lo que quisiera con ella.
Lo ocurrido, llega a oídos de José Armando, y corre hasta donde vive Lucio para vengarse, pero se lo encuentra desvanecido, victima de un infarto, Lucio está débil, pero eso no evita que le haga un relato detallado de lo que según él ocurrió con Esmeralda.
La joven Esmeralda se decepciona de su marido cuando éste le confiesa que no siente cariño por la criatura que espera, pues está convencido de que es de Lucio, ella decide entonces abandonarle y junto con Dominga parte rumbo a la ciudad.
Blanca le reprocha a su hijo su comportamiento, y le pide a Rodolfo que busque a Esmeralda, pero su marido prefiere que dejen las cosas como están, y aconseja a José Armando que se divorcie de Esmeralda y reanude su compromiso con Graciela.

En la ciudad Esmeralda y Dominga viven en un hogar de beneficencia, ellas ignoran que la familia Peñarreal también se encuentra en la capital, Blanca está buscando a su hija sin descanso, hasta que da con su paradero, ambas se prometen que nunca más se separaran, la señora Peñarreal le oculta a todos que ha encontrado a su hija. Con el tiempo, la mujer decide decir donde se encuentra la joven, ésta se niega a la petición que su madre le hace de ir a vivir a la mansión Peñarreal, en cambio decide mudarse con Dominga  a una casa de vecindad.
A petición de Rodolfo, el licenciado Díaz Mirón prepara todo para del divorcio de José Armando y Esmeralda.

Fátima presiona a su hija para que acepte de nuevo a su primo, pero Graciela está muy enamorada de Adrían y no aceptará tal propuesta.

pasa el tiempo y José Armando se reeencuentra con Esmeralda en el juzgado al que han acudido para firmar el divorcio, una vez finalizado el trámite, aunque sienten en su corazón una gran tristeza, cada uno se marcha por su lado.
Llega el momento más esperado por Esmeralda, el nacimiento de su hijo, Dominga y Blanca la llevan al hospital, la joven da a luz un precioso niño al que decide llamar José Rodolfo.
La noticia del nacimiento del bebé de esmeralda llega al pueblo, los amigos de la joven lo celebran, esto llega a oídos de Lucio que ya recuperado desea encontrar a la muchacha, y se jura a sí mismo que se convertirá en el dueño y señor de ambos, así que se prepara para marcharse a la ciudad.

José Armando entabla una relación muy especial con Georgina Pérez - Montalvo, la hija de don Bernardo, su superior en el hospital, ella se sentirá atraida por el joven Peñarreal, y éste no dudará en ponerla en antecedentes de cuanto le ha ocurrido con Esmeralda.

La joven madre siente una gran necesidad por conocer el rostro de su hijo, por eso decide ir al encuentro de Álvaro Lazcano, el oftamólogo que la vió hace algún tiempo, éste no dudará en operarla y ahora que sabe que se ha divorciado de José Armando intentará un acercamiento, pues se ha enamorado de ella.
La intervención quirurjica resulta todo un éxito, y Esmeralda por fin consigue ver, todo a su alrededor  es nuevo y mágico,  comienza una nueva vida ante ella.
Hortensia la madre de Álvaro, comienza a sentir un gran cariño a Esmeralda, y como ella es profesora jubilada, decide enseñar a la joven a leer y escribir, ésta acepta encantada.

Blanca trata por todos los medios de que Rodolfo cambie su actitud con respecto a su hija y su nieto, por ello le pide a Dominga que le deje al pequeño mientras su madre se encuentra en casa de los Lazcano, ella sabe que José Rodolfo acabará por ablandar el corazón de su abuelo, y no se equivoca, Rodolfo se va hechizando con el tierno encanto del pequeño.
Cuando Esmeralda descubre lo que está sucediendo en su ausencia, ésta se niega a que su hijo tenga contacto con el hombre que nunca la ha aceptado, su padre.
Éste que no puede estar sin ver a su nieto decide ir a la casa de Esmeralda, como desconoce que la joven ya puede ver le hace carantoñas y monerias a su nieto pensando que Esmeralda lo ignora, pero ella que está fingiendo su ceguera, se rie de la actitud de su padre, y llena de una gran ternura al ver con que cariño trata a su hijo decide decirle que puede ver y que le acepta como padre, ambos se funden en un tierno abrazo.

Lucio Malaver se encuentra en la ciudad, se ha puesto en contacto con Bernardo Pérez - Montalvo, ellos fueron compañeros de facultad, y como Bernardo es médico de cirujia estética decide ponerse en sus manos para que le reconstruya el rostro.
Después de hacerle los éxamenes pertinentes, el doctor Pérez - Montalvo  le aconseja aLlucio que lo mejor es que no entre al qui-rofano, pues su corazón no lo soportaría.
Georgina ha logrado que José Armando sea su novio, ella que sabe todo lo que significó  Lucio Malaver en la vida de Esmeralda, apremia a su padre para que opere al médico, así él podrá llevarse a la mujer y el niño quedando el camino libre para ella.

Esmeralda desea trabajar, ahora que puede ver y que doña Hortensia la ha enseñado a leer y escribir se siente preparada para defenderse por ella misma, Álvaro decide entonces buscarle un trabajo en el hospital, sabe que allí está José Armando, pero necesita conocer cuanto queda del amor que se tuvieron ambos jóvenes, se ha enamorado de su bella paciente, y  no quiera abrir su corazón a un desengaño.

Cuando José Armando ve a Esmerlda en los pasillos del hospital vestida con el uniforme de enfermera, se queda de piedra al comprobar que la joven puede ver, ella le mira pero no le reconoce, ya que nunca antes le había visto, eso sí le resulte muy atractivo.
Cuando oye su voz la joven no sabe como reaccionar y huye del hospital, después recrimina a Álvaro por no haberle dicho que su ex marido se encomtraba trabajando allí, el doctor Lazacano le explica los motivos que ha tenido para tal acción, Esmeralda le asegura que ella nunca volverá con José Armando.
Al oírla Álvaro decide pedirle a la joven que sea su novia, ella que ha comprobado que ya no siente nada por José Armando, le acepta.

Todos están muy preocupados por la aparición de Lucio Malaver, nadie sabe sus intenciones, y se temen lo peor, así pues Rodolfo que ya no podría vivir sin su hija ni nieto, intenta  convencer a  José Armando  para que proteja a su ex esposa y al pequeño José Rodolfo, pero el doctor Peñarreal rehúsa hacerlo, pues él está prometido con Georgina y Esmeralda es novia de Álvaro.

El doctor Lazcano le propone matrimonio a Esmeralda y esta acepta, su hijo necesita un padre y Álvaro es un buen hombre que adora al pequeño.

El doctor Pérez- Montalvo se dispone a operar a Lucio, pero en medio de la intervención sufre un colapso, su colaborador, que no es otro que José Armando, se ve obligado a terminar la operación. Ya recuperado Lucio con ayuda de un cómplice rapta al pequeño José Rodolfo, y le dice a Esmeralda que si no accede a lo que le pida, no volverá a ver a la criatura.
La petición de Malaver es que su enamorada cene con él, a lo que la joven no se niega, ella por su hijo haría lo que fuese.
Pero el corazón de Lucio no resiste más tensiones y cuando estaba a punto de abusar de la joven cae víctima de un infarto.
Antes de morir, Malaver confiesa la verdad, que nunca tocó a Esmeralda, José Armando no puede creerlo, y de pronto se da cuenta del daño que le ha hecho  a una mujer a la que nunca dejó de querer, además Lucio le confiesa que Georgina ha estado intrigando con él para destruir a Esmeralda, José Armando no duda en romper con su prometida.

Pero para Esmeralda las disculpas de su ex marido llegan tarde, ella cumplirá su promesa de matrimonio dada a Álvaro.
Llega la fecha indicada para la celebración  del matrimonio de Esmeralda y Álvaro, cuando están a punto de casarse, el juez que tiene que oficiar la cermonia no llega.
José Armando por su parte, lo ha intentado todo por reconquistar a la joven, y como no ha logrado resultados, decide abandonarlo todo y marcharse a la Casa Grande, el mismo día de la boda de Esmeralda, el joven Peñarreal sufre una caída de un caballo, a consecuencia del accidente el joven ha perdido la vista.

La tardanza del juez hace al doctor Lazcano replantearse su matrimonio con Esmeralda, y tras conocer la noticia del accidente de José Armando, deciden aplazar la boda.

Los análisis realizados al joven accidentado no demuestran lesión alguna, así pues Álvaro saca en conclusión que lo que le ocurre a José Armando es todo psicológico, se siente culpable por como se comportó con su ex mujer, y su organismo actua con esa forma de autocastigo.
El doctor Lazcano se dará cuenta de que Esmeralda y José Armando no han dejado de amarse, por ello decidirá con todo el dolor de su corazón devolverle la palabra dada a su prometida.

Esmeralda de regreso a la Casa Grande busca a su amado, la pareja se reconcilia, cuando José Armando abraza a su hijo, el milagro se produce, y el  joven recupera la vista. después le pide a Esmeralda que se casen. 

Meses después se celebra la boda de los jóvenes, en un marco incomparable rodeados de sus seres queridos,
la pareja afronta un futuro prometedor en compañía de José Rodolfo, su pequeño hijo.

 

 

Reparto

Esmeralda -  Leticia Calderón
José Armando Peñarreal-Velasco - Fernando Colunga
Lucio Malever - Salvador Pineda
Rodolfo Peñarreal -  Enrique Lizalde
Dominga - Raquel Olmedo
Álvaro Lazcano Infante - Juan Pablo Gamboa

Fuente: Mariló Jiménez