Mariana Levy es Leonela Ferrari Mirabal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pedro Luis y Leonela

 

 

 

Pedro Luis y su hijo

 

 

 

Pedro Luis y su familia

 

 

 

Leonela y Pedro Luis

 

 

 

Leoenela entre Pedro Luis y Damián

 

 

 

Leonela con su marido e hijo

 

 

 

Leonela con su marido

 

 

 

Argumento

 

Pedro Luis Guerra es un joven humilde que trabaja como mecánico en un taller de coches, vive con su padre, Ramón, los abuelos Delfina y Arcadio y sus dos hermanos Rafael y Mario, además de Maria Nieves, su cuñada.
Son una familia muy unida, Delfina, la abuela del muchacho ha intentado inculcar en sus nietos valores fundamentales para que sean hombres de provecho; desde que murió la madre de los muchachos, ella ha intentado educarlos de una forma sensata.

Leonela Ferrari, es una joven que lo tiene todo en la vida para ser feliz, es bella, rica, acaba de finalizar la carrera de derecho con unas excelentes notas, sus padres Homero y Estela, la adoran y pronto se casará con el hombre al que ama, Otto Mendoza.

Una tarde Trino, el mejor amigo de Pedro Luis decide invitarle a tomar unas copas, éste que no está acostumbrado a beber rehúsa la invitación, pero al final el joven es convencido por su compañero.

Otto y Leonela deciden salir, como es su costumbre irán a un lugar donde se reúnen los jóvenes de su mismo nivel social. Sin embargo por el camino entraran en un sitio menos sofisticado, allí Otto tropezará con Pedro Luis, y el novio de Leonela sin motivo alguno no dudará en golpear y humillar al muchacho.
Pedro Luis victima del alcohol sentirá una rabia y una furia incontroladas, para “aplacarse” continuará bebiendo.
Horas más tarde, ciego de rabia, se topará por casualidad con Leonela, y Pedro Luis haciéndola víctima de toda la cólera que lleva en su interior, la viola.
Para la joven Ferrari toda su vida se desmorona en ese preciso instante, ya todo deja de tener sentido.

Cuando Pedro Luis se recupera de la borrachera comienza a adquirir conciencia de lo sucedido y cree morir, ¿cómo ha podido hacerle algo semejante a esa chica?
Pedro Luis arrepentido intentará ponerse en contacto con la joven Ferrari, pero ésta huirá de su lado.

La familia de Leonela, apoyará en todo a su hija, ella desea continuar con sus planes de boda, quiere olvidar cuanto antes la pesadilla que está viviendo, sin embargo aquel horrible incidente la dejará marcada para siempre, y es que la joven está embarazada.
Desconsolada ante la noticia de que va a tener un hijo de su agresor decide abortar, no puede llevar en su vientre un descendiente de ese delincuente.
Al saber lo que está sucediendo, Otto rompe su relación con Leonela, la muchacha no puede creer lo que le está pasando.

Pedro Luis no sabe como enmendar su error, intenta por todos los medios hablar con Leonela, pero ella le odia, siente una inmensa rabia hacia él.
Cuando el joven Guerra descubre que la joven a la que agredió está esperando un hijo, le propone matrimonio, Leonela le desprecia ¿cómo cree que va a casarse con el hombre que abusó de ella?
La joven entonces decide denunciarle a la policía, ese delincuente tiene que pagar por lo que le ha hecho.

La familia del joven no puede creer lo que está sucediendo, Pedro Luis ha sido detenido acusado de violación, ellos piensan que debe ser un error, por que el joven Guerra es incapaz de hacer algo así.
sin embargo cuando el propio acusado confiesa ante todos que es verdad, se sienten defraudados, sobre todo doña Delfina.

Se celebra el juicio, y tras varios días de proceso, se falla la sentencia, Pedro Luis es acusado a veinte años de cárcel.
El joven cree morir al escuchar el dictamen del juez, su vida ha sido destrozada por un descontrolado ataque de ira, algo que podía haber evitado fácilmente.
Leonela decide cambiar de idea sobre abortar, aunque no se quedará con la criatura cuando nazca, la dará en adopción.

Maria Nieves Bermúdez,  la esposa de Rafael, el hermano de Pedro Luis, decide ir a pedir trabajo a casa de los Ferrari, ella quiere estar cerca de Leonela, para saber si se cuida bien durante el embarazo.
La joven es admitida sin problema, será la asistenta, y podrá moverse por la casa con facilidad.
Maria Nieves y su marido nunca podrán tener hijos, así que a la joven se le ocurre una idea, ella y Rafael adoptarán al hijo de Leonela y Pedro Luis, así el pequeño se criará con su familia.
Cuando descubre que agencia va a tramitar la adopción del pequeño, ella y su marido deciden ir a las oficinas para que comiencen a hacerles las pruebas necesarias para poder adoptar un bebé, mantendrán en secreto la relación que les une tanto con Pedro Luis como con Leonela.

En la cárcel Pedro Luis vive un infierno, no está acostumbrado al ambiente que se vive allí, y está a punto de abandonarse a su suerte, solo el consejo de un compañero de prisión le sacará de su error, él debe de luchar por poder salir adelante, intentar labrarse un futuro.
Pero para Pedro Luis es muy complicado pensar en lo que hará cuando pasen veinte años.

Transcurren los meses y se cumplen los días en que debe nacer la criatura, Leonela da a luz un hermoso niño, pero ella se niega a verlo, no quiere tener ningún contacto con él.
Así pues como estaba planeado es dado en adopción, y la suerte hará que sean sus tíos Rafael y Maria Nieves los que se conviertan en sus nuevos padres, la feliz pareja acogerá al pequeño con gran entusiasmo.

En estos meses, Pedro Luis ha sido trasladado de penal, aquel es un lugar muy distinto al que estuvo en un principio, allí se respira otro ambiente más sano, el director, don Ángel es un hombre recto que da oportunidades a los presos de poder estudiar, o de aprender un oficio.
Pedro Luis entonces decide ponerse a cursar estudios, cuando muchacho no quiso continuar en el colegio después de terminar la enseñanza obligatoria, ahora quiere intentarlo.

Maria Nieves va a visitarle, le trae buenas noticias, ha sido padre, y el pequeño está en la casa familiar, oír eso alegra al joven.
Cuando su cuñada le pregunta que nombre le gustaría ponerle al niño, el joven padre responde que el del director de la cárcel, así pues el bebé se llamará desde ese instante Pedro Ángel.

Los años van pasando, y Pedro Luis feliz ha conseguido su licenciatura, es todo un abogado, quien lo iba a decir.
El director de la prisión, ha decidido tramitar el indulto en nombre del muchacho, por que es un ejemplo de superación que no mucha gente es capaz de conseguir.

Leonela ha continuado con su vida, la joven Ferrari ya una experta letrada, trabaja en un excelente bufete, y comparte apartamento con Maggie, una compañera de trabajo.
Desde que rompió con Otto no ha se le ha conocido relación amorosa, hasta hace poco, un joven veterinario que está muy enamorado de ella.

En la familia Guerra, la tragedia se ha ido cebando con ellos, ya que en este tiempo han fallecido, el abuelo Arcadio y Rafael, el hermano de Pedro Luis.
Tras la muerte de Rafael, Maria Nieves, su mujer se ha volcado en criar a Pedro Ángel, el pequeño ya tiene nueve años, y es el rey de la casa.
Para sorpresa de Pedro Luis le es concedido el indulto, no puede creerlo, en pocos días podrá salir de la cárcel, él que pensaba que aún tendría que aguardar once años más…

Toda la familia le espera feliz, sobre todo el pequeño Pedro Ángel, que siempre ha creído que su padre estaba trabajando en el extranjero, por fin podrán conocerse.

Pedro Luis ya un hombre libre, con su titulo de abogado bajo el brazo, comienza a trabajar para un bufete, en su primer caso, el joven deberá enfrentarse en el juzgado a una persona que hace años que no veía, y no es otra que Leonela.
Él está al tanto de lo que va a suceder, sin embargo, la joven no se espera tal sorpresa.
Cuando esto sucede no puede creerlo, ¿cómo el hombre que la agredió está en la calle y además ahora pretende decir que es abogado?
Todo el pasado regresa de un plumazo a su mente, y se siente desfallecer.
Ella no puede admitir que ese hombre halla podido salir libre de la cárcel además no cree que tenga el titulo de derecho. Sin embargo no tardará en verificar todas sus dudas.

Ahora Pedro Luis no es ni la sombra de aquel muchacho que entró en  prisión hace nueve años, se ha convertido en un hombre culto, educado e instruido, que llevará el juicio con suma eficacia, consiguiendo su primer triunfo.
En cualquier situación Leonela se hubiese sentido atraída por un hombre así, pero ella jamás pondría sus ojos en ese delincuente.

Con los años el instinto maternal de la joven Ferrari se ha ido acrecentando, pasado el tiempo, se siente arrepentida de haber dado en adopción a su hijo, por eso es colaboradora en un orfanato, y mantiene una relación muy especial con una pequeña del centro llamada Rosario, que tiene nueve años de edad.
Cuando descubre que Pedro Luis tiene con él al pequeño que entregó, decide reclamar su custodia, no dejará que su hijo viva con el hombre que la violó.

Pedro Ángel cree que Maria Nieves y Pedro Luis son sus verdaderos padres, por eso se extraña de que no duerman juntos, para el padre del pequeño es una anécdota sin importancia, pero para su cuñada eso sería su mayor ilusión, pues está enamorada de él en secreto. El joven Guerra le explicará a su hijo la verdadera relación que existe entre “sus padres”.

Pedro Luis no puede apartar de su pensamiento la imagen de Leonela, es una mujer muy bella, además de fuerte y luchadora, pero sobre todo eso es la madre de su hijo, está comenzando a sentirse atraído por ella.
Como Maria Nieves ve que su cuñado nunca se fijará en ella como mujer, decide aceptar la propuesta de matrimonio que le hace Nelson Martínez, un buen hombre que haría cualquier cosa por ver feliz a la mujer de la cual está enamorado.
Cuando Maria Nieves se casa, Pedro Luis descubre que puede perder a su hijo, ya que en el registro de adopción aparecen como sus padres legales los nombres de su hermano y cuñada, él no tiene derecho alguno sobre el pequeño.
Leonela y él lucharan por conseguir la custodia, pero ninguno podrá ganar ya que ellos renunciaron al pequeño, además están solteros, mientras que Maria Nieves tiene un marido.

La relación que mantienen Leonela y Pedro Luis irá haciendo que las barreras que existían en el pasado se rompan, y entre ellos surja otro sentimiento.
El novio de la muchacha decidirá terminar su relación con ella al ver que nunca llegaran juntos a nada.

Pedro Luis decide proponerle matrimonio a Leonela, casados podrán conseguir la custodia de Pedro Ángel.
Los padres de la muchacha no están muy de acuerdo con la decisión que su hija va a tomar, pero como siempre deciden apoyarla.
Así pues, Leonela y Pedro Luis contraen matrimonio, para él es un sueño hecho realidad, siempre ha estado enamorado de ella, sin embargo para Leonela es algo más complicado, se ha enamorado de Pedro Luis, está feliz de haberse casado con él, pero la noche de bodas ella no podrá soportar que la toque.
El joven comprensivo no tratará de imponerse.

El matrimonio de los jóvenes ha logrado su propósito, y los jueces le conceden la custodia del pequeño Pedro Ángel, desde ahora serán una familia feliz, aunque será algo nuevo para madre e hijo, que tendrán que ir conociéndose poco a poco.

Para Maria Nieves tener que entregar a Pedro Ángel ha sido muy doloroso para ella, menos mal que Nelson está a su lado para apoyarla en esos momentos tan duros.

Leonela está enamorada de su esposo, pero no soporta que la toque, por ello decide visitar a un siquiatra llamado Damián Cedeño.
Pedro Luis no entiende el comportamiento de su mujer, y comienza a pensar que ella solo se ha casado para poder conseguir la custodia del pequeño.
Así defraudado, caerá en las redes de Lorena, una bella mujer.
Leonela hará lo imposible por poder consumar su matrimonio, ya no siente ningún rechazo hacia su marido, sin embargo una barrera invisible hace que no puedan tener contacto físico.

Una noche desesperado, Pedro Luis increpa a su esposa, y esta muy abatida le confiesa que desde aquella horrible noche nunca ha podido soportar que un hombre la toque, ella le ama y por eso está visitando al doctor Cedeño.
Él se siente mal por haber dudado de su mujer, no sospechaba por el calvario que estaba pasando, ahora lo comprende todo, es el único culpable del trauma que vive Leonela y no dudará en apoyarla en lo que necesite.

Damián Cedeño se ha enamorado de su paciente, y faltando a su ética profesional está intentando manipular a la joven Ferrari, no consentirá que ella pueda estar feliz con su marido, por que confía que pueda fijarse en él, sin embargo cuando Pedro Luis comience a sospechar que tras la buena apariencia del doctor existe algo extraño, la credibilidad del doctor Cedeño comenzará a tambalearse, aunque Leonela creerá al principio que Pedro Luis está celoso, cuando el siquiatra que ve peligrar sus propósitos decide entonces no guardar más las apariencias y descubrirse ante Leonela con sus verdaderas intenciones ella acudirá a su marido buscando ayuda, esto hará que la relación entre ambos se afiance y haga que los miedos de la joven desaparezcan, por fin pueden entregarse el uno al otro sin reservas, dejando que fluya el amor.

Así, la alegría del matrimonio Guerra Ferrari es completa, su hijo vive adaptado y contento con ellos y no solo eso, un nuevo miembro se ha sumado a ellos, la pequeña Rosario ha sido adoptada por Leonela y Pedro Luis, una compañera de juegos para Pedro Ángel.

Los niños corren felices por la playa mientras sus padres caminan abrazados oyendo el rumor de las olas, son una familia que afronta dichosa el futuro.

 

 

Reparto

Leonela Ferrari Mirabal -  Mariana Levy
Pedro Luis Guerra Valdés - Diego Bertie
Delfina de Guerra - Etty Elkin
Maria Nieves Bermúdez de Guerra - Mariela Alcalá
Otto Mendoza - Paul Martín
Damián Cedeño - Ariel López Padilla
Lorena -  Mari Loli López

Fuente: Mariló Jiménez