Daniela Aedo es Dulce Maria Larios

 

 

 

 

Miguel de León es Luciano Larios

 

 

Dulce Maria y sus papás

 

 

La familia Larios

 

 

 

Argumento

 

Dulce María Larios, es una simpática niña de cinco años de edad quien, tras la muerte de su mamá, es internada en el colegio "Reina de América" por su padre Luciano debido a que se encuentra sumido en una profunda depresión y decide hacer un largo viaje a Europa para tratar de olvidar el dolor que le produjo el fallecimiento de su amada esposa Angélica, con la certeza de que nadie cuidará mejor a su hija que las monjas del colegio.

Dulce María difícilmente puede sentirse sola. Con frecuencia recibe la visita de su tía Estefanía (a la que llama cariñosamente "Tía Pelucas"). Las monjas del colegio sienten un especial afecto por ella debido a que les inspira una gran ternura. Sin embargo, Dulce María encuentra su principal apoyo en las hermanas Cecilia y Fortunata, quienes suelen encubrir las graciosas travesuras de la pequeña para evitar que le llamen la atención.

A pesar de estar rodeada de tanta gente, Dulce María continúa manteniendo presente el recuerdo de su madre. Con frecuencia acude a una habitación del colegio conocida como "el cuartito viejo", donde imaginariamente se reúne con su mamá para escuchar sus cuentos y buscar consejo.

Dulce María es un ser lleno de amor y buena voluntad hacia sus semejantes. Comparte sueños, juegos, esperanzas y travesuras con sus compañeras del colegio y con toda la gente que forma parte de su vida, resolviendo los más variados conflictos con la chispa y la ternura que la caracterizan.

Después de dos años en el extranjero, Luciano Larios regresa a México, llega con la única idea de poder ver a su hijita. Entre sus planes, trae la idea de casarse de nuevo, y la candidata es Nicole Romero, una bella mujer sofisticada y cariñosa.
Lo que Luciano no sospecha es que la joven Romero, solo le atrae de él, su dinero. Nicole espera estar casada para desprenderse de la hija de su futuro marido, pues no desea tener que cargar con una niña, estando recién casada, ya convencerá a Luciano de que mande a la pequeña al extranjero, así podrá disponer de todo el dinero sin problemas.

El encuentro entre padre e hija, es enternecedor, y Luciano le promete a la pequeña que nunca más se separaran.
La hermana Cecilia y Luciano se ven por primera vez, y entre ellos surge una corriente invisible, desde ese momento se sentirán irremdiablemente atraídos el uno por el otro, sin embargo al ver la situación personal de ambos, desisten de dar rienda suelta a sus sentimientos.

Cecilia vivirá un conflicto interior, pues mientras que su conciencia religiosa le habla de su dedicación a Dios, su corazón le habla de amor. Y la pequeña Dulce Maria no la ayuda, pues la pequeña desearía con todas sus fuerzas que la hermanita Cecilia fuese su mamá, por eso intentará por todos los medios que su padre y Nicole rompan su compromiso.

Después de mucho pensarlo, Cecilia decide dejar los hábitos, se ha dado cuenta de que nunca será una buena monja, y aunque sabe que lo que siente por Luciano Larios es un amor imposible, toma esa decisión, le duele saber que para ello tendrá que dejar el colegio, y a las pequeñas que están a su cargo, pero ya no hay marcha atrás.

Luciano y Nicole no llevan bien su noviazgo y se dan un tiempo para pensarlo, y es que la joven Romero se ha dado cuenta de que no podrá competir nunca con Dulce Maria.

Cecilia y Luciano se encuentran de nuevo, ahora los dos libres de compromisos, podrán amarse sin problemas, pero ambos no quieren admitir lo que sienten, por eso Dulce Maria con la ayuda de sus familiares, hará todo lo posible por que la pareja se decida a aceptar que están enamorados.

Meses después, el deseo de la pequeña se cumple, cuando Cecilia y su padre contraen matrimonio, fue un trabajo arduo y laborioso, pero el esfuerzo ha valido la pena, ambos se aman, y su amor no tardará en dar fruto.
La felicidad de Dulce Maria se hace completa cuando nace, Arturito, su nuevo hermanito, el bebé más precioso del mundo. Ahora tiene una verdadera familia, unos papás que la quieren mucho y un hermano al que cuidar y consentir.
¿Que más podía desear?

 

Reparto

Dulce Maria Larios Valle -  Daniela Aedo
Cecilia Santos Dorantes - Lisette Morelos
Luciano Larios Rocha - Miguel de León
Nicole Romero - Ana Patricia Rojo
Angélica Valle de Larios - Marisol Santacruz
Estefania Larios - Nora Salinas
Padre Gabriel Larios Rocha - Manuel Saval
Noé Gamboa - Juan Pablo Gamboa
Hermana Fortunata -  Adriana Acosta

Fuente: esmas.com - Carita de ángel/
Mariló Jiménez