Marlene Favela es Rosaura Ríos Olivares

 

 

 

Mario Cimarro es Luis Mario Arismendi

 

 

 

Luis Mario y Rosaura

 

 

 

Rosaura y Luis Mario con la pequeña Gabriela

 

 

 

Luis Mario y Rosaura

 

 

 

Rosaura y su marido Luis Mario

 

 

 

Argumento

 

Luis Mario Arismendi vive y trabaja en Estados Unidos desde hace unos años, se marchó de su país para poder superar la muerte de su esposa Camelia que desapareció en el mar cuando ambos navegaban juntos sin que Luis Mario pudiera evitarlo.

Rosaura Ríos es una joven humilde que trabaja para poder sacar a delante a su numerosa familia, con ella vive su padre, Anselmo, que sufre problemas de alcoholismo, su madrastra Maria Julia que solo se preocupa de su hija Karina, fruto del verdadero amor de su vida, Rafael Granados.
Maria Julia ha tenido dos hijos mas con Anselmo, que son Iván, un chico al que le gusta poco trabajar y demasiado meterse en líos, y la pequeña Maira, que todos llaman con cariño “Mairita”, ella adora a su hermana Rosaura.

Luis Mario es requerido por su hermana Eduarda en la hacienda de la familia, él lleva muchos años fuera y ya es hora de que regrese, pues ella no puede sola con todo, ya que con Jimena, su hermana menor no puede contar para nada, pues aún está en edad de estudiar, además Eduarda siempre está tachándola de inútil e insignificante, y su prima Luisana que vive con ellos desde que sus padres fallecieron,  debe soportar las molestas impertinencias de Eduarda cada vez que se le antoja recordarle que está allí recogida por pena.
Luisana siempre ha estado enamorada de su primo Luis Mario, pero lo ha mantenido en secreto, la joven se refugia en buscar la oración para evadir su triste vida.

El joven Arismendi no puede posponer mas su regreso, así pues tomando una drástica decisión decide volver, para hacerlo alquila una avioneta, lo acompañará su amigo y socio Gabriel Valencia.
Cuando están sobrevolando los terrenos de la hacienda el avión comienza a tener problemas.
En ese momento Rosaura se encuentra por aquel lugar, (ella va cada día para vender comida preparada por ella misma a los trabajadores de la hacienda Arismendi).De repente ve como la avioneta se estrella, sin pensarlo dos veces la joven se dirige para auxiliar a sus ocupantes, por fortuna no ha habido que lamentar desgracias, y cuando Luis Mario abre los ojos y ve junto a él a Rosaura se queda impactado por su belleza, ella también siente una agradable sensación cuando ve a ese joven tan apuesto.

Ese encuentro será decisivo en sus vidas, pues ya nada podrá separarlos, aunque Eduarda Arismendi llegue hasta el asesinato con la complicidad de Eva Granados, amiga de Eduarda y enamorada de Luis Mario, no les temblará el pulso para atropellar al padre de Rosaura.

Rosaura que ya no tiene el cariño de su padre, decide marcharse de la casa, la acompañaran Mairita e Iván, que no soportan el comportamiento de su madre, por que solo se preocupa de Karina, su predilecta.
Rosaura también ha tomado esa decisión por que quiere desaparecer de la vida de Luis Mario, son tan diferentes… además Eduarda ya se lo ha dejado muy claro, jamás dejará que su hermano se fije en alguien como ella.
Rosaura ha encontrado trabajo en una casa muy lujosa, allí será empleada de servicio y su hermano Iván hará las veces de mayordomo, Mairita dormirá con su hermana, la familia Olivares, los acepta de buen grado, en aquella mansión viven doña Cruz y su hija Claudia, son dos mujeres de muy buenos sentimientos.
Allí todos conocen a Rosaura por otro nombre, pues la chica ha decidido desaparecer para siempre de la vida de Luis Mario, así pues desde ahora ella será Gabriela, como se llamaba su difunta madre.
Nadie sospecha que la casa donde están trabajando los muchachos es en realidad la vivienda de la abuela y la tía de Rosaura.
Su madre Gabriela rompió todo vínculo con ellos cuando se casó con Anselmo, ya que el señor Olivares no aceptó la relación de su hija con alguien que no aspiraba a nada.
Desde que falleció su esposo, doña Cruz no ha dejado de buscar a su hija, y cuando supo de su fallecimiento su única ilusión ha sido la de encontrar a su nieta, ninguna de las dos sospecha que estan tan cerca.
Cuando se descubra el parentesco que las une, Rosaura pasará a ser tratada como lo que es, la señorita de la casa, es entonces cuando Iván decide regresar junto a su madre, él se siente un intruso, aunque Rosaura y su abuela le piden que lo reconsidere, la que si se queda con su hermana es Mairita, pues su madre no se ocupa de la pequeña para nada, ya que solo ve por los ojos de Karina, en cambio en la mansión Olivares todos se prodigan en atenciones para la pequeña.

Luis Mario no ha olvidado a Rosaura, y cuando ambos jóvenes se han dado una nueva oportunidad, se ve obligado a casarse con Eva Granados, pues dice que está embarazada, pero en realidad el hijo que espera es de Gabriel Valencia, que vive enamorado de ella desde que la conoció, como no consiguió que el joven Arismendi cayera en sus redes no dudó en entregarse al mejor amigo de su enamorado, para luego hacerle creer a Luis Mario que aquel día que bebió tanto y que Eva amaneció en su cama ha tenido consecuencias.
Sin embargo con el tiempo Gabriel no soportando que lo separen de su hijo dirá la verdad, y Luis Mario no dudará un instante en divorciarse de la embaucadora.

La complicidad de Eva Granados en el asesinato del padre de Rosaura, le pasará factura cuando pierda a su propio padre a manos de Eduarda, pues el señor Granados ingerirá por error una copa envenenada que estaba destinada a Rosaura, se celebraba la boda de él con Claudia, la tía de Rosaura.

Luis Mario amará siempre a una sola mujer y ni siquiera cuando aparezca Camelia Valente, su esposa desaparecida, él comprobará que lo que sintió por ella no era verdadero amor.
Ella fingió su desaparición para huir con su amante, Patricio Rivera, ahora les cuenta a todos que estos años pasados ha sufrido de amnesia y que por eso no había regresado antes.

Patricio se enamora de Rosaura  en cuanto la ve y hará hasta lo imposible por conseguirla,  no dudará en secuestrarla aún sabiendo que espera un hijo de Luis Mario, Camelia que es su cómplice esperará a que de a luz para hacer desaparecer al recién nacido.
Rosaura que ha estado drogada, no recuerda nada cuando se encuentra de regreso, y su angustia es enorme cuando descubre que ha tenido a su bebé y que no sabe donde está.

La maldad de Camelia no tiene límites, con tal de recuperar a Luis Mario no ha dudado en regalar a la hija recién nacida de la pareja, a la mujer que asistió en el parto a Rosaura, ella la llamará Angélica, y le hará jurar a su madre y a su pequeño hijo que les dirá a quien le pregunte que la niña es hija suya.
Rosaura llora desconsolada la desaparición de Gabriela, su pequeña, se siente culpable por no recordar nada.
Todos se pondrán a buscarla pero no obtienen resultados, por eso cuando Patricio le propone un trato, por muy descabellado que parece ella lo acepta, es una proposición fuera de entendimiento, pero la joven está tan desesperada… Patricio le ha dicho que sabe donde está su hija, pero solo se lo dirá si consiente en casarse con él, la muchacha desesperada acepta.

A la ciudad a llegado una mujer que viene buscando a sus hijos, los abandonó años atrás, al mayor en una casa, y el pequeño en una playa, está muy arrepentida, se encontraba en muy mala situación y no vio otra solución.
Con el resultado de sus pesquisas descubrirá que sus hijos son Patricio Rivera y Luis Mario Arismendi, ellos no pueden creer que son hermanos, y menos que su madre los abandonara de ese modo, al menos Luis Mario vivió feliz, pero no así Patricio que sufrió lo indecible, cuando Eduarda descubre que no es hermana de Luis Mario, decide expulsarlo de la hacienda y desprotegerlo de todo.
Pero cuando se ve que no puede ella sola con el cargo de la hacienda decide ir en su busca y se humilla para que regrese.
Luis Mario en un principio rechaza a su madre, pero después recapacita y la acepta, haciendo muy feliz a la mujer.

La vida con Patricio es un martirio para Rosaura, pero al menos podrá encontrar a su hija, ella no consiente que él le ponga una mano en cima, pero a Patricio no le importa, Rosaura es su mujer y eso es algo maravilloso para él.
Patricio no acepta a su madre, la culpa de que él ahora sea un hombre sin escrúpulos, que disfrute con el dolor ajeno, pero no soporta el rechazo de la mujer que verdaderamente ha amado, a Rosaura, y menos que ella solo tenga ojos para su hermano, al que desprecia.
Por ello no duda en  intentar quitarse la vida cuando Rosaura que ya ha encontrado a Gabriela lo abandone.
Pero no morirá, si no que quedará sujeto a una silla de ruedas, los cuidados y el amor de su madre serán los que le harán recapacitar,  pedir perdón a Luis Mario y Rosaura por todo el daño que les ha causado y vivir en paz y tranquilidad.
No ocurrirá lo mismo con Eduarda, Camelia y Eva que cada una recibirá su castigo.
Y ya sin más obstáculos para ser felices Rosaura y Luis Mario por fin podrán celebrar su matrimonio rodeados de todos sus seres queridos y una invitada de excepción, Gabriela Arismendi Ríos, su pequeña hijita.
    

 

 

Reparto

Rosaura Ríos Olivares -  Marlene Favela
Luis Mario Arismendi - Mario Cimarro
Eduarda Arismendi - Mara Croatto
Anselmo Ríos - Julio Alcázar
Patricio Rivera - Ariel López Padilla
Eva Granados - Carolina Tejera
Camelia Valente - Marjorie de Sousa

Fuente: Mariló Jiménez