Adela Noriega es Matilde Peñalver y Beristain

 

 

Fernando Colunga es Manuel Fuentes-Guerra

 

 

Matilde y Adolfo Solís

 

 

Matilde y su esposo Manuel

 

 

Matilde y su pequeño Manuel Hilario

 

 

Manuel y Matilde

 

 

La familia Fuentes-Guerra

 

 

Argumento

 

En el siglo XIX, Matilde Peñalver y Beristain, contraviniendo las reglas de la aristocracia a la que pertenece, se enamora de Adolfo Solís –un militar sin fortuna-, confiando en que su bondadoso padre la dejaría casarse, pero Augusta Peñalver y Beristain su madre tenía que casar a su hija con un hombre rico para salvar a la familia de la ruina económica. Manuel Fuentes-Guerra era el candidato perfecto ya que era joven, guapo, de buenos sentimientos y acababa de heredar una gran fortuna. Augusta ignoraba que Manuel era hijo bastardo de Joaquín Fuentes-Guerra, un poderoso terrateniente que abusó de una humilde pueblerina y hacía tan sólo unos meses había reconocido a Manuel como su hijo.

Para lograr sus planes, Augusta y su hijo Humberto lograron que Adolfo fuera encarcelado e hicieron creer a Matilde que su amado era casado y tenía hijos. Matilde, despechada, presionada por su madre y sabiendo que Manuel cubrió las deudas de su familia, acepta casarse.

Al escapar Adolfo de prisión, lo primero que hace es buscar a su adorada Matilde, y se encuentra con que ella se acaba de casar con Manuel. Desesperado, Adolfo logra hablar a escondidas con Matilde y aclarar los malos entendidos. Jurándose amor eterno, deciden huir juntos, pero Manuel descubre lo que trama su esposa y, herido en lo más hondo, arremete contra Matilde, aun cuando no está dispuesto a renunciar a ella. La lleva a su hacienda y allí consuma el matrimonio.

Es amarga la estancia de Matilde en la hacienda porque no ama a su marido y además tiene que soportar los atrevimientos y las intrigas de Antonia, hija del antiguo administrador, que está enamorada de Manuel.

Por su parte, luego de una intensa búsqueda, Adolfo averigua el paradero de Matilde y suplanta al nuevo administrador de la hacienda para llevársela de allí. Manuel, sin saber quién es en realidad el nuevo administrador, simpatiza con él, dándole un trato amistoso. Adolfo, a pesar de los celos, tiene que admitir que Manuel es un hombre honrado y cabal.

Es durante este tiempo que Manuel y Matilde descubren haber sido víctimas de la codicia y las intrigas de Augusta y Humberto. Al mismo tiempo, las sutiles atenciones, las miradas llenas de pasión y el deseo siempre latente de Manuel, terminan par hacer mella en el corazón de Matilde, que un día, de repente, se da cuenta de que al amor que sentía por Adolfo ha desaparecido y que en su lugar existe un nuevo sentimiento, más intenso y más real hacia su marido.

Matilde enfrenta con dolor decirle la verdad a Adolfo, al que ya no ama, pero que no quiere lastimar. Él acepta haber perdido y, con el corazón roto, abandona la hacienda, el mismo día que Matilde anuncia a Manuel que van a ser padres.

Pero la felicidad de la pareja dura poco. Manuel descubre que el ex administrador era el antiguo enamorado de su mujer. De nada sirven las explicaciones y las súplicas de Matilde, pues Manuel no le perdona que nuevamente lo engañara. Furioso y hasta poniendo en duda la paternidad de la criatura, expulsa a Matilde de la hacienda. Poco después intenta olvidarla con Antonia, iniciando una relación que lo compromete y le dificultará volver con Matilde.

Un tiempo después, Manuel y Matilde aclaran sus dudas y diferencias, la pareja se reconcilia pero, una nueva sombra se cierne sobre el feliz matrimonio, que ahora viven la dicha de la paternidad, con el pequeño Manuel Hilario.
Aparece una joven, Marie de la Roquette, que afirma que es la única heredera del padre de Mamuel, nadie sospecha que es una impostora, y que la verdadera prima de Manuel, no desea el dinero de su difunto tío, ya que ahora es religiosa." Su prima" Marie, impuna el testamento del padre de Manuel y se queda con todo.

Antonia resignada ya a no recuperar el amor de Manuel, decide ayudarle cuando escucha a Marie decirle a su amante, que la verdadera Marie de la Roquette iba a llegar y que el testamento que entregó era falso. Pero sus intentos son inútiles, el único que puede testificar a favor del joven Fuentes-Guerra es el padre Urbano, que conoce toda la historia, pero es interceptado y obligado a guardar silencio, con malas artes.

Una conspiración política obliga a Manuel a huir, la pareja sigue amándose con locura a pesar de la separación pero ambos tendrán que enfrentar muchos conflictos e intrigas hasta lograr un amor real. A los pocos días le llega a Matilde el mensaje que Manuel había muerto y le además de que a partir de ese momento ni ella ni su hijo podrán llevar el apellido Fuentes-Guerra.

Manuel escondido en el refugio de los rebeldes, escribe a su esposa, pero estas cartas nunca llegan a su destinataria, pues son interceptadas por Augusta, su suegra.
Pasaron 3 años en los que Matilde seguía enamorada de Manuel y Manuel que no dejaba de pensar en ella. La guerra se va calmando y él decide ir a ver a su esposa e hijo, a los que no ha podido olvidar, pero una mala noticia le recibe, y es que Matilde está a punto de casarse con el coronel Adolfo Solís, ella guarda en su corazón el recuerdo de Manuel, pero necesita un padre y un apellido para su hijo, el pequeño está creciendo y necesita una figura paterna, no conoce a mejor candidato que a su antiguo amor de juventud.

Enojado, Manuel rapta a una sorprendida Matilde, que no puede creer que su esposo esté con vida, ella intentará explicarle que le creía muerto, él aceptando que en parte tuvo la culpa por no buscarlos a tiempo, se fueron juntos y vivieron un tiempo con los rebeldes pero Matilde comenzó a extrañar a su hijo y quería regresar solo a verlo, se escapa para que Manuel no se arriesgue en el camino se encuentra con Adolfo Solís que, sabiendo que volvió con Manuel, se llena de ira y la intenta violar. Con esfuerzo y decepción, pudo escapar y es encontrada por Manuel, que la estaba buscando, y se van juntos otra vez.

Pero en la ciudad, el gobernador, Ramón Márquez, un hombre corructo,estaba planeando como atrapar a los rebeldes, y aprovechó el hecho de que el hijo de Matilde estaba perdido para decir que él lo había secuestrado, poniendo como condición que si Manuel no se entregaba, jamás volverían a ver a su hijo.
Manuel, como amaba a su hijo más que a su propia vida, se entregó, siendo condenado a muerte. Sin embargo, Solís arrepentido por la actitud tomada con Matilde, se hizo responsable y lo liberó. Ramón Márquez, enojado por la decisión de Solís, lo manda arrestarle y le condena a muerte.
Manuel enterado del hecho, y junto con su grupo de rebeldes intenta salvarlo, mas es en vano, pues Solís muere en el intento.

Tras esto, a Manuel se le hizo justicia y le fueron devueltos todos sus bienes y tierras. Matilde y su hijo volvieron a la hacienda, aunque Manuel continuó en la guerra. Transcurrido algún tiempo, Manuel regresó, su bando había ganado el conflicto, reuniéndose por fin con su esposa y su hijo.
Pasados algunos años, Manuel y Matilde se encontraban felices con su familia, con su hijo ya jovencito y ellos aún viviendo su amor real.

 

 

Reparto

Matilde Peñalver y Beristain -  Adela Noriega
Manuel Fuentes-Guerra Aranda - Fernando Colunga
Adolfo Solís - Mauricio Islas
Augusta Beristain de Peñalver - Helana Rojo
Antonia Morales - Chantal Andere
Ramón Márquez - Carlos Cámara
Marie de la Roquette - Maya Mishalska
Manuel Hilario Fuentes-Guerra Peñalver - Alejandro Felipe Flores

Fuente: wikipedia.org. Amor real /
Mariló Jiménez