Argumento

Mario y Santiago son dos jóvenes que están involucrados en el contrabando de diamantes, trabajan bajo las órdenes de Adolfo Ávila, un hombre desalmado que busca siempre su propio beneficio.

Santiago y Mario conocen a una bella muchacha llamada Martha, ambos se enamoran de ella.
Pero la joven se decanta por Mario, aunque éste después de dejarla embarazada rompe su relación con ella.
Santiago, que la ama, no duda en proponerle matrimonio, ella le acepta, y forman una bella familia cuando meses después nace la pequeña Gabriela.
El tiempo pasa, el amor da fruto, llega un nuevo miembro al hogar de Santiago y Martha, una bella niña a la que llaman Julieta.

Adolfo Ávila descontento con Santiago y Mario, asesina a Martha, y chantajea a ambos hombres con culparles del crimen si no hacen un trato con él.
Mario, dueño de una cadena de restaurantes, deberá darle durante veinte años, el cincuenta por ciento de sus ganancias. 

Santiago también estará en manos del traficante, sin embargo él no está dispuesto a sucumbir; por ello huirá con sus dos hijitas.
Y se verá obligado a cambiar de personalidad, aprovechando sus dotes adquiridas gracias a un tiempo que estuvo en el teatro, él tiene la facilidad de poder caracterizarse de cuantas personas quiera, desde ese momento se hará llamar Fausto Guillén.

Gabriela y Julieta se mudarán constantemente de casa y de ciudad por razones que solo su padre conoce.

Después de un tiempo, la familia regresa a México D.F, las hermanas que ya se han convertido en unas bellas mujeres, comienzan a trabajar en uno de los restaurantes de Mario, sin saber la verdadera historia de su pasado.
Ahí Gabriela conoce a Carlos Ávila, primogénito del traficante Adolfo Ávila, y a David, su hijo adoptivo, ambos cortejan a la joven, no sospecha que ella está reviviendo la misma situación que años atrás vivió su madre.
Mientras tanto, Mario, que se encuentra muy enfermo, le pide a Santiago que se haga pasar por él ante Adolfo Ávila, aún queda un tiempo para que se cumpla el plazo del trato al que éste lo obligó a cumplir, pero las fuerzas le flaquean, Santiago “Fausto” acepta el compromiso de su compañero, así mientras esté caracterizado de Mario, él podrá salvarse de ser perseguido por el traficante.

Mario se queda perplejo cuando conoce a Gabriela, es la hija que nunca conoció, la joven tiene un extraordinario parecido con Martha.

Adolfo Ávila golpea a Mario, abandona la casa sin saber si el hombre ha muerto, su intención era asesinarle, pero ha tenido que huir al escuchar que alguien entraba en la vivienda.
Mario fallece a consecuencia del golpe.
Pero los planes de Adolfo se vendrán a bajo cuando vea que Mario “continua con vida”, lo que no sabe es que el que se está haciendo pasar por el difunto es Santiago.
Él utiliza un pasadizo que une la mansión de Mario con una casita, es un camino secreto que nadie conoce, solo el difunto y Santiago.
Por eso nunca le ven entrar ni salir, haciendo imposible que le descubran.

Carlos Ávila se ha enamorado de Gabriela, Santiago jamás dejará que ella esté cerca de la familia de un asesino, por ello le pide ayuda a David, éste que ama a la muchacha no duda en prestarse a celebrar una boda ficticia para que Gabriela quede lejos del alcance de los Ávila.
Ésta acepta la propuesta pero no se encuentra muy convencida, será una boda falsa, y tendrá que aparentar que vive un feliz matrimonio al lado de David, por el que no siente nada más que una profunda amistad.

 Desde el momento de celebrarse la boda, comenzará la sed de venganza de la familia de Santiago y la de Adolfo, que por ningún motivo se dejará chantajear una vez más.
Aprovechando su caracterización de Mario, podrá desenmascarar a Adolfo y entregarlo a la policía, así por fin, gracias a que lo ha denunciado por tráfico de diamantes, logró vengar la muerte de su adorada Martha.

La vida en común entre Gabriela y David, ha hecho que ambos jóvenes se enamoren, pero ninguno se atreve a confesar lo que siente por el otro, además, su matrimonio es falso, ahora que ya no corren peligro deberán separarse, pero existe algo con lo que no contaban… en realidad la boda es válida, así pues Gabriela y David son marido y mujer legalmente, esto hará que decidan confesar sus sentimientos, haciendo que ambos vivan momentos de felicidad.

 

 

Reparto

Gabriela Guillén -  Daniela Romo
David Ávila - Salvador Pineda
Santiago/Fausto guillén - Carlos Ancira
Julieta Guillén -  Gabriela Rivero
Adolfo Ávila -  Claudio Brokk
Carlos Ávila - Fernando Saenz
Roberto Zárate - Arsenio Campos
Alma - Leticia Calderón